Encuentra

Cargando...

domingo, 3 de enero de 2010

La historia de la Vaca


La mayoria de nuestros objetivos no se ven cumplidos por una causa: LAS EXCUSAS, es increible como nos amparamos en ellas para justificarnos... en relación a este tema, e viene a la cabeza ahora una historia que leí una vez y que me parece interesante compartirla con vosotros.

Ahí va...


La historia cuenta que un viejo maestro deseaba enseñar a uno de sus discipulos la razón por la cuál muchas personas viven atadas a una vida de conformismo y mediocridad y no logran superar los obstáculos que les impiden triunfar. Para impartir su lección, el maestro había decidido visitar con el alumno algunos de los parajes más pobres de la provincia. Después de caminar un largo rato encontraron el que debía ser el vecindario más triste de la comarca y se dispusieron a buscar la más humilde de todas las viviendas.

Sus pareces milagrosamente se sostenian, el techo dejaba filtrar el agua y la basura se acumulaba alrededor, lo más sorprendente de todo era que en aquella casucha de 10 m2. pudiesen vivir 8 personas.

En medio de este estado de penuria y pobreza total, ésta familia contaba con una posesión poco común en tales circunstancias: una vaca, que con la escasa leche que producía, proveía a aquella familia con alimento de algún valor nutricional. Esta vaca era la única posesión material con que contaban y parecía ser lo único que los separaba de la miseria total.

Allí pasaron la noche el maestro y su novato. A la mañana siguiente, procurando no despertar a nadie, los dos viajeros se dispusieron a continuar su camino pero antes de emprender la marcha, el anciano maestro le dijo en voz baja a su discipulo: Es hora de que aprendas la lección que has venido a aprender.

El anciano sacó una daga que llevaba en su bolsa y de un solo tajo degolló a la pobre vaca.

"¿Que has hecho?" dijo el joven, "¿Que lección es ésta que va a dejar a esta familia en la ruina total?"

El anciano se dispuso a continuar la marcha sin decir palabra.

Durante los días siguientes, el joven era asaltado una y otra vez por la nefasta idea de que, sin aquella vaca, la familia seguramente moriría de hambre...


Un año mas tarde, los dos hombres decidieron regresar para ver qué suerte había corrido aquella familia y donde un año atrás se encontraba una humilde vivienda, ahora se levantaba una casa grande, que daba la apariencia de haber sido construida recientemente.

Lo primero que pasó por la mente del joven fué que, muy posiblemente, la familia se habia visto obligada a abandonar aquel lugar y ahora, una nueva familia, con mayores posesiones, se había adueñado de él y habia construido una mejor vivienda.

Cuál fué su sorpresa cuando del interior de aquella casa salió el mismo hombre! pero esta vez, su aspecto era totalmente distinto, su amplia sonrisa daba muestra de que algo significativmo había sucedido. ¿Como es posible? ¿Que ocurrió durante ese lapso de tiempo para que todo cambiara?

El hombre relató como algún maleante había degollado salvajemente su vaca, su primera reacción ante la muerte del animal había sido de desesperación y angustia, sin embargo, se dieron cuenta que a menos que hicieran algo, muy probablemente su porpia superviviencia estaría en peligro, así que limpiaron el patio de la parte de atrás, consiguieron algunas semillas y decidieron sembrar vegetales y legumbres con los que pudieran alimentarse.

Después de algún tiempo notaron que la improvisada granja producía mucho más de lo que necesitaban para su propio consumo, así que comenzaron a venderle a sus vecinos y con ese dinero compraron más semillas. Poco después vieron que les sobraba suficiente como para venderlo en el mercado del pueblo y por primera vez en su vida pudieron tener dinero suficiente para comprar mejores vestimentas y arreglar su casa. Es como si la trágica muerte de la vaca, hubiese abierto las puertas a una nueva esperanza.


El jóven entendió finalmente la lección que su sabio maestro buscaba enseñarle. La vaca fuera de su única posesión, era también la cadena que los mantenía atados a una vida de conformismo y mediocridad. Al no contar más con la falsa seguridad que les proveía el sentirse poseedores de algo, debieron tomar la decisión de esforzarse por buscar algo más.


Cuando tienes poco, porque lo poco que tienes se convierte en una cadena que no te permite buscar algo mejor. El conformismo se apodera de tu vida. EStás fustrado con la vida que llevas, mas no lo suficiente como para querer cambiarla.

Cuando tienes un trabajo que no te gusta, pero que suple tus necesidades mínimas, que te ofrece cierta comodidad pero no la calidad de vida que verdaderamente deseas para tí y los tuyos, es fácil conformarse con lo poco que tienes. Es fácil caer presa del "dar gracias ya que por lo menos cuentas con algo... después de todo, hay muchos que no tienen nada y ya quisieran poder contar con el trabajo que tú tienes.


ESA IDEA ES UNA VACA


Todos tenemos vacas en nuestra vida. Llevamos a cuestas creencias, excusas y justificaciones que nos mantiene atados a una vida de mediocridad, vacas que no nos dejan buscar mejores oportunidades

Las vacas más frecuentes son las excusas con las que pretendemos explicar por qué no hemos hecho algo que sabemos que debemos hacer.

Una vaca también es una idea con la cual buscamos convencernos a nosostros mismos y a los demás, que la situación no está tan mal como parece.

La inmensa mayoría de nuestros temores también son VACAS.

Las falsas creencias...

Las justificiaciones, explicaciones que hemos utilizado por largo tiempo para justificar por qué estamos donde estamos, a pesar de que no quisiéramos estar ahí.

Sin ninguna vaca que justifique nuestra mediocridad, sólo tendríamos dos opicones: aceptar total responsabilidad por nuestras circunstancias y cambiar (éxito) o aceptar que somos incapaces de tomar el control de nuestra vida y resignarnos (fracaso). Sin embargo, las vacas nos dan una tercera opción, aún peor que la segunda: nos convierten en personas con buenas intenciones, a quienes infortunadamente la suerte no les ha sonreído; pobres víctimas de un destino cruel (mediocridad)


EL GRAN PELIGRO DE LA MEDIOCRIDAD ES QUE ES SOPORTABLE.


En fín, hasta aquí mi entrada de hoy, espero que os sirva para evolucionar, daros cuenta de que las excusas y otras vacas solo son obstáculos para esa evolución y que debemos eliminarlas por completo si queremos una vida mejor (en todos los sentidos, no sólo el económico).


Ánimo! haz que este año cuente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada